Juegos de habilidad, creación e imaginación en los que se reconstruye el mundo con pocos elementos. Requiere manejar modelos mentales y la capacidad de representación. Permite explorar propiedades físicas, la introducción a nociones matemáticas, espaciales, de equilibrio, conocimiento del espacio... Todo ello a través del juego.