Juego caracterizado por el uso simbólico de objetos que representan cosas, aparece ligado al surgimiento de la capacidad de representación en torno al segundo año de vida. Este tipo de juego es importante para el desarrollo porque:

-Explora la realidad física y social (le permite practicar sin riesgo, realizando un incontable número de veces las mismas actividades.

-favorece las relaciones sociales.

-Sirve de resolución de conflictos (hacen actividades de forma simbólica que en la vida real: tiene miedo a hacer, no le gusta hacer, no quiere hacer...)

-Manifiestan sentimientos y deseos.

-Favorece la capacidad imaginativa.